sábado, septiembre 26Últimas Noticias
Shadow

Los programas de asistencia social del gobierno seguirán “por mucho tiempo” tras la cuarentena

(Nicolás Stulberg)

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, dijo que “sin lugar a dudas” los programas de asistencia social van a continuar “por mucho tiempo” después de que se supere la pandemia de coronavirus.

En el programa Sábado tempranísimo, por radio Mitre, el funcionario reconoció que “objetivamente, hay mucha más gente con dificultades” y precisó que los programas de asistencia alimentaria, que antes de la pandemia recibían 8 millones de personas, ahora llegan a 11 millones.

Esto se debe, dijo, a la caída de las changas en los sectores informales y también a la pérdida o suspensión de trabajos formales en rubros como gastronomía y transporte. “Objetivamente, hay más gente con dificultades. Cuando se traba la clase media, se traba el mundo de los oficios y el trabajo informal”, explicó.

Dos planos

Arroyo señaló que su cartera trabaja en dos planos. De un lado, los programas de ayuda, como los de Asistencia Alimentaria, el plan “El Barrio cuida al Barrio” y el plan DetectAr, para identificar y aislar personas contagiadas por el coronavirus.

El otro plano, señaló, es el desarrollo de oportunidades de trabajo en cinco sectores: Construcción, Producción de Alimentos, Textil, “Economía del cuidado” y Cuidado ambiental, a través del Reciclado. “Los estamos poniendo en marcha, el Estado tiene que seguir ayudando. En algunas provincias se está haciendo muy bien”, explicó el ministro, quien señaló que en eso se proponen trabajar con los 2.200 municipios del país, pero no dio ninguna precisión al respecto.

Arroyo reconoció expresamente que “la pobreza va aumentando” y que “cuando termine la cuarentena vamos a tener una situación complicada”.

Consultado sobre la actividad en Construcción, el funcionario explicó que ya se reinició en algunos lugares del interior del país, pero todavía no en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), fundamentalmente por el problema que plantea el transporte. En el interior, en cambio, dijo que se están creando “bancos de herramientas” para movilizar esa actividad a nivel local.

Arroyo reconoció expresamente que “la pobreza va aumentando” y que “cuando termine la cuarentena vamos a tener una situación complicada”

Según Arroyo, la Construcción y la “Economía del cuidado” de personas son los sectores de mayor potencial dinamizador en términos de trabajo, aunque no explicó –ni le preguntaron- cómo el Estado apoyará esas actividades.

Finalmente, consultado sobre si los programas de asistencia y ayuda estatal se mantendrán cuando pase la pandemia, respondió que “sin lugar a dudas es así; cuando se flexibilice o estabilice la situación, va a haber que seguir por mucho tiempo con la ayuda estatal”.

Arroyo también adelantó otro problema que emergerá al fin de la cuarentena: un fuerte aumento de la deserción escolar. Esta siempre aumenta después de las vacaciones de invierno, señaló, por lo que es esperable que tras la cuarentena y suspensión del ciclo escolar presencial, la deserción subirá aún más. Por todo eso, enfatizó, los programas de ayuda social van a seguir “mucho más allá de la cuarentena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *