martes, octubre 22Últimas Noticias

En qué consiste el plan contra el hambre de Alberto Fernández

Lo definió como la “primera política de Estado del siglo XXI”. Tendrá como eje principal la creación un Consejo Federal y un Observatorio Nacional.

El candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, presentó este lunes el programa “Argentina contra el hambre”, al que definió como la “primera política de Estado del siglo XXI”. El encargado de dar los detalles del anuncio fue el diputado nacional y exviceministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, quien expresó que el programa está ideado para que trascienda al futuro gobierno, y que dure, por lo menos los próximos cinco periodos. En este sentido, destacó que el programa se basa en dos grandes ejes. El primero es una gran convocatoria a un Consejo Federal contra el hambre, integrado por organizaciones sociales y religiosas, empresas, universidades y medios de comunicación para trabajar juntos con el gobierno nacional y los gobiernos provinciales y municipales.

En segundo lugar, planteó la creación de un Observatorio Nacional contra el hambre “para monitorear, seguir y evaluar el plan. Será el encargado de hacer el seguimiento y los estudios, como los análisis de peso y talla; y va a seguir lo que se está comiendo hoy en la Argentina”, expresó. Además, se encargará de hacer un trabajo de acompañamiento a comedores y merenderos. “Si un chico come mal, aprende mal; y si aprende mal, se reproduce la pobreza”, sintetizó Arroyo.

El Consejo Federal y el Observatorio Nacional, serán los encargados de evaluar e implementar el plan que consiste en cinco aspectos principales: Garantizar el acceso a la canasta básica a precios razonables. Entre los mecanismo que se utilizarán están la aplicación de una Ley de Góndolas, para que todos los productos puedan ser exhibidos; así como también, el reintegro del IVA a personas que reciben planes sociales. Fortalecer la cadena de producción y comercialización de alimentos para impulsar la economía popular y social, además de generar mecanismos para federalizar los procesos. Acompañamiento del Estado para garantizar la calidad nutricional de los alimentos que se consumen. Esto se implementará a través de una tarjeta que identificará los consumos, sobre todo en familias con menores de seis años, y con el trabajo de promotores de salud y trabajadores sociales. Garantizar que el programa sea federal, con participación de las provincias y municipios, para que se acomode a las características de cada lugar del país. “En vez de armar programas enlatados, la política debe ser federal”, aseveró. Infraestructura básica para que todos tengan acceso al agua potable y otros servicios básicos. “No va a ser sólo la canasta básica, hay que generar mecanismos para que se establezca una línea”, enfatizó.

(Fuente www.perfil.com).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *